El polietileno es un material moderno, que sirve para la distribución y el transporte del agua. Desde los años 50, fecha en la que se instalaron las primeras tuberías, quedó demostrada su fiabilidad.

Debido a sus cualidades, se utiliza incluso en la actualidad para el revestimiento externo y también interno de las tuberías de hierro fundido.

Entonces, ¿el polietileno le gana terreno al hierro fundido?

Es un hecho que las tuberías de polietileno son las preferidas para el transporte y la distribución de agua potable. Desde hace diez años, la proporción de polietileno presente en las tuberías que se colocan en Europa representa el 70 %. Solo un 10 % para el hierro fundido y un 20 % para el PVC (fuente AMI).

El hierro fundido se emplea desde hace muchos años y ha sido el primer material que se utilizó ampliamente en Francia en las redes de agua potable. El hierro fundido gris era el único material que ofrecía una durabilidad aceptable para la época. Este material, demasiado frágil y fuente de numerosas fugas en las redes, se ha reemplazado por hierro fundido con grafito esferoidal, material menos frágil, a comienzos de los años 80. Se ha ganado en flexibilidad, en detrimento de la resistencia a la corrosión. De este modo, el hierro fundido con grafito esferoidal se debe proteger de las agresiones del suelo, mediante un tratamiento de la superficie exterior, y de las agresiones del agua transportada, mediante un revestimiento interior, ¡a veces de polietileno! ¿Por qué no instalar directamente una tubería de polietileno?

Por ende, el hierro fundido con grafito esferoidal es mejor que el hierro fundido gris, pero quedan algunas preguntas aún sin respuesta: ¿qué ocurre con la durabilidad en caso de degradación accidental de la superficie de protección exterior?

El sistema de conexión también es interesante de comparar. Las tuberías de hierro fundido se ensamblan mecánicamente unas con otras y de manera simple. La impermeabilidad está asegurada por una junta. Las tuberías de polietileno se conectan fácilmente mediante uniones soldadas: mediante acoplamientos electrosoldables o por una soldadura directa de las tuberías entre ellas (soldadura de un extremo al otro).

Cuando sabemos que el 80 % de las fugas se encuentran a nivel de las conexiones mecánicas, la elección de acoplamientos soldados tiene sentido si queremos alcanzar un rendimiento de la red muy alto.

La flexibilidad de las tuberías de polietileno permite ofrecer presentaciones de gran longitud, sin ninguna conexión, rollo o bobina, dependiendo del diámetro. Esto simplifica las operaciones en la obra e incrementa su fiabilidad.

Los equipos de construcción son menos voluminosos y a veces no se necesitan, gracias al peso reducido de las tuberías de polietileno.

Las tuberías de hierro fundido pueden tener sentido en condiciones de colocación particulares, pero a veces se ven superadas por materiales modernos, como el polietileno. Por ejemplo, las redes de distribución de gas han optado, desde hace décadas, por una red de un 100 % de polietileno para obtener una impermeabilidad perfecta de los acoplamientos y una gran confiabilidad.

MPS

Ir arriba

La lettre d'info

Tenez-vous informés en souscrivant à la newsletter

On vous rappelle !

Dites nous comment vous joindre

El boletín informativo

Suscríbase al boletín informativo para mantenerse informado

¡Nos comunicaremos con usted!

Díganos cómo prefiere que lo hagamos